Napoleón hill nos dice “Cualquier cosa que la mente del hombre pueda concebir y creer, puede lograrse.”

Napoleón hill nos dice cualquier cosa que la mente del hombre pueda concebir y creer,

 puede lograrse.

Mira a tu alrededor, todo estuvo antes en la mente de alguien, para poder materializarlo primero fue un pensamiento que gestó una emoción que llevó a buscar la manera de crearlo, que seguramente pasó por algunos fracasos.

Hoy vamos  a hablar del pasar a la acción.

Hemos visto que esta pandemia dejó algunos proyectos en pausa, otros tuvieron que cambiar totalmente, incluso otros se crearon de la nada.

De qué depende que todo esto pasará?

Hay un principio que dice que podemos crear lo que nos propongamos tiene dos ingredientes básicos, primero que te lo creas que se puede realizar y el segundo que te prepares para lograrlo.

Cuando digo que te prepares me refiero a  aprender todo lo que se requiera para lograrlo, repetirlo el tiempo adecuado, aplicar consistentemente de una manera disciplinada hacerlo con entusiasmo, perseverancia comprendiendo que no siempre los caminos son fáciles.

Podríamos decir entonces que el éxito es realizar progresivamente algo que para ti vale la pena y que aporta un valor positivo a ti o al mundo.

¿Cuándo se queda la idea en el camino? Nuestro peor enemigo es nuestro impostor interno empieza a decirnos  no lo vamos a lograr,  estas joven, viejo, con dinero, sin dinero, ya hay mucho de ellos en el mercado, nadie le interesa y tu interés empieza a disminuir hasta podría llegar a tal punto que prefieres renunciar y buscar otra cosas. Que hacer.

Qué podemos hacer en ese caso:

  1. comprender que todo lo que cuando estamos aprendiendo vamos a cometer errores, lo importante es corregir y continuar.

  2. Verifica si tus hábitos del día a día te están acercando a la meta que tienes.

  3. Tener clara la meta y que esté alineado a un propósito que te motive.

  4. Haz un plan que te acerque cada día un poco más a tu meta.

  5. Mira como otras personas lograron lo que querían inspírate en su trabajo.

  6. Rodéate de gente positiva que te aliente a hacerlo o con la que puedas ver otros caminos en caso de necesitarlos.

  7. Si necesitas buscar un coach o una persona que ya llegó o que puede acortar tu camino.

 

Recuerda como lo dice Hendy Ford tanto si crees que puedes como si no estas en lo correcto.