Cuando mis hijos nacieron decidí trabajar en casa, fue una decisión que tiene su lado bueno y su lado no tan bueno.

Para contrarrestar que mis hijos me vean tanto tiempo en la compu, decidí hacer de las tardes de los miércoles de galletas. Aprovechando el pico y placa sabíamos que estaríamos en casa y que le dedicaríamos un par de horas a la cocina, ojo que el lado culinario no es mi fuerte así que fue toda una aventura para ellos y para mi. No recuerdo a que rato perdimos esta tradición, solo sé que lo dejamos de hacer.

El día de ayer mi hijo que ya tiene 15 años me dijo: ” Hagamos galletas” y yo le dije: “Anda prepara todo mientras yo mando este mail” (siempre el lado laboral queriendo no dejarme hacer más), la verdad dudé que lo haga, pero me sorprendió, había sacado todos los ingredientes y los tenía listos. Él hizo todo mientras yo lo acompañaba, el rol había cambiado era en su celular que veía la receta y que seguía las instrucciones paso a paso. Cuando abrimos el horno para ver si estaban listas, salió ese olor delicioso de galletas recién hechas y enseguida vino a mi mente una cantidad de recuerdos de cuando nos dabamos los Miércoles de galletas, no pasó mucho tiempo cuando mi hijo me dijo: ” mmmmm…….. hueles? me recordó a cuando hacíamos galletas.”

En la noche cuando mi hija de 17 años probó una galleta lo primero que dijo es: ” Sabe a las galletas que hacíamos cuando éramos niños.” Me dió mucha gratitud saber que todos esos días de dejar de trabajar un poco por hacer galletas que se había convertido en un ritual, había creado un recuerdo agradable en la memoria de los tres.  Decidí así retomarlo, estar lista para el próximo miércoles con lo que haríamos.

Desde mi experiencia puedo decir que por más ocupadas que estemos con muchas cosas en nuestra cabeza, el rato que nos damos el tiempo para estar pasan cosas maravillosas. Les invito a que lo prueben hagan algo con sus hijos que les haga estar en el presente , tendrán un gran recuerdo que queda guardado en la memoria de todos.

Creando momentos Mindfulness