1. Practica lo que te tomarán al día siguiente.
  2. Dormir temprano un día antes, un cerebro descansado puede responder mejor a la presión.
  3. Deja todo listo la noche anterior, para que en la mañana no estes corriendo.
  4. No utilices nada que tenga pantalla 2 horas antes de acostarte (eso te hará despertar más )
  5. Lee sobre otra cosa, distrae tu mente.
  6. Tener pensamientos negativos es normal, recuerda que eso no ayuda en nada,respira inhalando por la nariz, exhalando por la boca, inhalando por la nariz exhalando por la boca, siente como entra el aire frio y como sale caliente.
  7. Si crees que puedes puedes.

  8. Practica, prepárate y duerme.

 

Qué podemos hacer cuándo estamos bajo presión

Un examen es un maratón mental, donde estar enfocado es lo más importante.
Lo que comemos y tomamos aporta también en cómo vamos a responder en el examen.
Poner buena gasolina en el cuerpo comer: plátano, semillas, pasta, pan.
Agua: hidrátate esto es importante para la energía del cerebro, la deshidratación puede hacer que no funcione a su máximo la memoria a largo plazo.
 

 

Antes de ir al examen

  1. Respira, inhala profundo y exhala
  2. Body scan ( cierra los ojos y siente cada parte de tu cuerpo como está)
  3. No puedes saber que te van a tomar en el examen, pero si puedes controlar cómo sentirte.
  4. Un poco de estrés puede ayudar a sacar lo mejor, pero no podemos  dejar que el estrés nos controle a nosotros
  5. Empieza por lo que es más fácil y deja lo que no sabes para el final.

 

 

Después del examen

Tomar en cuenta que un examen no define quien eres, si no te fue bien recuerda que siempre tendras más oportunidades para mejorar

Una vez que ya entregaste el examen, ya no hay nada que hacer, deja de pensar en si lo hiciste bien o mal.

Enfoca tu energía en algo productivo como preparar el exámen para el siguiente día.

 

Texto basado en:makeyourmindup.co.uk