Cada día aumenta el número de empresas que reconoce el rol protagónico de las mujeres en los índices de productividad. Así como la madre tierra, toda mujer sigue un ciclo natural de vida, aprender a gestionar cada etapa de este ciclo contribuye al incremento de su productividad laboral.

Ya muchas mujeres profesionales están aprovechando su ciclo menstrual, para hacer más productiva su actividad laboral y llevar a feliz término sus proyectos, o simplemente fluir en armonía con la bioquímica de su cuerpo y sus estados emocionales.

La menstruación se compone de 4 etapas bien identificadas. Si aún no sabes cómo sacar el máximo de ese potencial cíclico que tenemos las mujeres, a continuación te damos algunas pistas, atendiendo también a las demandas de tu cuerpo, tus emociones, tu mente y tu espíritu.

  • Pre- Ovulatoria (Creatividad Mental)

Esta etapa comienza desde que finaliza el sangrado, hasta el momento de la ovulación. Somos propensas a la creatividad, al movimiento y a tomar acciones. Es la mejor época para planificar e iniciar nuevos proyectos. Emprender.

  • Ovulatoria (Creatividad Emocional)

Ocurre cerca del día 14 del ciclo menstrual. Estamos cargadas de una gran energía y vitalidad. Estamos más empáticas. Podemos aprovechar esas ganas de socializar y relacionarnos desde el corazón, para crear equipos de trabajo y cuidar mejor nuestros proyectos.

  • Pre- Menstrual (Creatividad Expresiva)

Se presenta cuando el óvulo es liberado sin ser fertilizado. Aquí podemos sentirnos inestables emocionalmente, sin embargo, es una etapa de meditación, en la que podemos inspirarnos y detectar aquello que ya no resulta útil y soltarlo o dejarlo ir. Podemos evaluar aquello que funciona y lo que no funciona de nuestros proyectos.

  • Menstruación (Creatividad Intuitiva)

Es como la fase culmen en la que estamos en pleno sangrado. Es un momento de quietud y de descanso, de querer estar en soledad. Es un periodo de introspección profunda en el que podemos concebir nuevas ideas, para potenciar nuestros proyectos o generar proyectos nuevos.

Otros beneficios:

Podemos aprovechar los magníficos beneficios del estrógeno y la progesterona, principales hormonas de la menstruación. Los estrógenos son responsables del crecimiento de las mamas, el ensanchamiento de las caderas y la aparición de la menstruación; contribuyen  al normal funcionamiento del sistema urinario y mejoran el aspecto de la piel, también son claves en el ciclo de reproducción, entre muchos otros beneficios. En el caso de la progesterona, es importante tomar en cuenta, que esta hormona acondiciona el endometrio, facilitando la implantación del embrión, así mismo, es responsable de que el embarazo transcurra de forma segura.