Aunque el término de INTELIGENCIA EMOCIONAL parece seguir de moda, todavía hay quienes desconocen lo que significa y cómo desarrollarla. En este artículo te damos un resumen práctico para que reconozcas su importancia vital y decidas gestionarla con éxito, para sacarle el máximo provecho.

Para definir de forma simplificada lo que es la INTELIGENCIA EMOCIONAL, IE, podemos decir que es la mezcla equilibrada entre poseer Inteligencia Intra-personal (Conocimiento y manejo asertivo de las propias emociones), con la Inteligencia Inter-personal (Reconocimiento y manejo asertivo de las emociones de otros). A continuación te compartimos algunos tips informativos de gran interés, para comprenderla relevancia de la IE en el mundo de hoy:

  • La Inteligencia Emocional, es un término que fue impulsado por primera vez, en 1996, por el psicólogo y periodista de The New York Times, Daniel Goleman, quien ese año publicó su libro con ese título.
  • El libro de Goleman que en principio vendió casi 6 millones de copias, se convirtió en un referente para el mundo de la gerencia y el liderazgo. Expone que la Inteligencia Emocional es imprescindible para alcanzar la felicidad y el éxito social.
  • Según el autor la Inteligencia Emocional, se compone de 5 competencias básicas: Autoconocimiento; Autoregulación; Motivación; Empatía y Habilidades Sociales.
  • Goleman, afirma que contrario a lo que muchos piensan, el coeficiente intelectual apenas contribuye en un 20% en el éxito que puede lograr cualquier persona, el resto, se ve impulsado por factores relacionados con la Inteligencia Emocional.
  • Estudios y encuestas han demostrado que profesionales con un elevado nivel de Inteligencia Emocional, son más capaces de manejar mejor el estrés, colaborar en equipo, gestionar, resolver o evitar conflictos, en entornos laborales demandantes.
  • Las enfermedades mentales y físicas están directamente relacionadas, con un mal manejo de emociones, o conflictos e impactos emocionales no resueltos.
  • El psicólogo Martín Seligman, llamado el padre de la psicología positiva, asegura que hay que cultivar las emociones positivas, para gestionar mejor las negativas y que no se apoderen de nosotros por mucho tiempo, como parte de la Inteligencia Emocional.
  • En mayo de 2019, la Organización de las Naciones Unidas, realizó en su sede, la Primera Conferencia de Inteligencia Emocional. Allí estuvieron presentes varios expertos como Daniel Goleman, Patricia Freedman y Richard Fernández, entre otros. Se abordó el tema del Cociente Emocional y el impacto de la Inteligencia Emocional para potenciar la gestión en los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible y obtener avances significativos de cara al 2030.
  • Ya muchas escuelas alrededor del mundo, manejan la Inteligencia Emocional como parte importante en el proceso de formación de niños/as y adolescentes.
  • La Inteligencia Emocional se puede entrenar y optimizar, a través de la auto-observación de las emociones; la atención plena al momento presente; la escucha activa hacia nuestros semejantes; la observación del lenguaje no verbal y de las emociones del otro; la meditación; asistir a terapias individuales o grupales relacionados con el tema; entre muchas otras actividades.

Con todo lo anterior nos queda claro, que si queremos fomentar una cultura de paz y transformación hacia una sociedad feliz y plena, tenemos que comenzar por abordar el conocimiento y la gestión de las propias emociones, así como en el reconocimiento de lo que siente y experimenta el otro, para luego llegar a un mejor consenso en la visión de trabajar juntos por el bienestar de la humanidad.

Photo by Dennis Magati from Pexels