La depresión es una realidad que agobia a la humanidad. Sin embargo, cuando tomamos consciencia de nosotros mismos, es más fácil de prevenir de lo que se espera. Aquí te compartimos algunos tips para erradicarla y ayudar a nuestra salud mental.

A nivel mundial las cifras revelan que más de 300 millones de personas sufren de depresión. La depresión es más común en mujeres que en hombres. También es la principal causa de discapacidad en todo el planeta. Hay psicólogos y neurocientíficos que señalan que la mayoría de las personas cae en depresión porque viven ancladas al pasado. Así mismo la baja autoestima es factor predominante en gran parte de los cuadros depresivos. Pese a lo anterior, la depresión es un trastorno mental frecuente que puede sanarse. Elevar el nivel de salud mental es posible, si comienzas a elevar el nivel de Inteligencia Emocional y aumentas tu autoestima. Los siguientes tips te alejaran de la depresión y te ayudarán a hacerle frente, pese a cualquier circunstancia.

1.- Cultiva el Optimismo. Si eres de las personas que piensa demasiado en las situaciones negativas, comienza a hacerte una serie de preguntas, poniendo en duda esos pensamientos. Por ejemplo: cuando piensas que vas a llegar tarde a tu trabajo, pregúntate ¿y qué pasaría si hoy llego temprano?, ¿y si está fluido el tráfico y soy de las primeras en llegar?, cuando piensas: nada bueno me ocurre, pregúntate ¿Y si hoy recibo un regalo inesperado?, ¿y si recibo una noticia maravillosa en este día? Siempre que te venga un pensamiento negativo a la mente, inmediatamente ponlo en duda a través de interrogantes formuladas en positivo.

2.- Práctica la Atención Plena o Mindfulness. Uno de los ejercicios más básicos del Mindfulness es el de conectar con “el aquí y el ahora” a través de la respiración. Inspira suave y profundamente por la nariz. Luego de llenarte de aire, bota el aire por la boca, profundamente, pero sin forzarte. Hazlo durante varios minutos, concentrando toda tu atención en el proceso de la respiración. Si algún pensamiento te asalta la mente, obsérvalo sin resistencias y déjalo ir. Vuelve a concentrarte nuevamente en tu respiración, inspirando por la nariz y expirando a través de la boca.

3.- Siente Gratitud a cada momento. Convierte la palabra GRACIAS, en un mantra recurrente. Ya sea que lo digas en voz alta o mentalmente. Ya sea que sientas auténtica gratitud o no. Haz del agradecimiento un hábito. Pronto lo sentirás y lo expresarás desde el amor. También, puedes hacer un libro de gratitud, agradeciendo todo lo que se te ocurra. O puedes hacer un ritual de agradecimiento al levantarte en las mañanas, y otro antes de ir a dormir por las noches.

4.- Visita la Naturaleza. Aunque tú también eres parte de ella, puedes descargar y recargar “las baterías” de tu cuerpo, al hacer una breve o extensa caminata por un parque, rodeado de árboles. Dedica unos minutos a caminar descalza por el césped, mientras haces una serie de respiraciones profundas. También, permítete abrazar un árbol y llenarte de su maravillosa energía. Si tienes la oportunidad de ir a la playa o al río, aprovecha de darte un buen baño, para que el agua te despeje y purifique. Camina descalza por la arena o por el bosque. Siéntete en sintonía con la naturaleza.

Recuerda que tu salud mental depende en primer lugar de ti. Existen infinitas posibilidades para elevar la autoestima y manejar las emociones de forma inteligente. Rompe el paradigma que te hace parte de una sociedad que tiende a la depresión colectiva. Es tiempo de evolucionar.